Islamismo

Islam, religión monoteísta surgida en el siglo VII en la península Arábiga a partir de las enseñanzas de Mahoma, llamado el Profeta. En su acepción literal, la palabra árabe islam significa 'entregarse', pero el Corán establece su sentido religioso, ‘sumisión’ a la voluntad o a la ley de Dios. La persona que profesa y practica el islam es un musulmán (en árabe muslim, 'el que se somete a Dios'). Según el Corán, el islam es la religión universal y primordial. Para los seres humanos, que tienen libre albedrío, la práctica del islam no implica obediencia sino la libre aceptación de los mandatos divinos. El musulmán es un seguidor de la revelación divina (recogida en el Corán) formulada por el profeta Mahoma, lo que le convierte en miembro de la comunidad islámica (umma). La fórmula es exclusiva. Ya que el propio Corán cita a los seguidores de Mahoma como “musulmanes”.
Los musulmanes consideran el Corán como la palabra eterna e “increada” de Dios revelada a Mahoma por medio de Gabriel, el arcángel de la revelación. Creen que su autor es el mismo Dios, y no el Profeta, por lo que el Corán es inimitable e infalible. La palabra procede del árabe al-qur'ān, 'la lectura' o 'la recitación'. Recoge las diferentes revelaciones de Alá a Mahoma durante los casi 20 años de su vida profética (612-632). Está dividido en 114 suras (capítulos) divididas en poco más de 6.200 aleyas (versículos). La sura más breve contiene sólo 3 versículos y la más amplia 286 versículos largos. Las 114 suras aparecen ordenadas en orden decreciente, con alguna ligera oscilación. Tanto investigadores islámicos como no islámicos coinciden en la integridad que sustancialmente ha mantenido el texto del Corán a lo largo de la historia.
El islam admite la existencia de un solo Dios (llamado Alá), único y omnipotente. Dios creó el hombre y la naturaleza a través de un primordial acto de misericordia, dotó a cada elemento de su creación de su propia naturaleza y de leyes que gobiernan su conducta . Dios preside y gobierna el Universo, que con su ordenado funcionamiento es el signo y la prueba principal de la existencia de Dios y de su unidad. El Corán acepta los milagros de los profetas anteriores (Noé, Abraham, Moisés, Jesucristo y otros), los declara caducos; el milagro de Mahoma es el Corán.
Mahoma tuvo su primera experiencia profética a los 40 años de edad cuando, se le apareció el arcángel Gabriel en una visión. Mahoma confió a su familia y amigos íntimos el contenido de ésta y de sucesivas visiones. Después de cuatro años, había convertido a unas 40 personas y luego comenzó a predicar en público en su ciudad natal de La Meca. Ante la hostilidad de esta ciudad, marchó a Medina en el año 622. Este acontecimiento, la Hégira o ‘emigración’ marca el primer año del calendario islámico. En Medina, Mahoma adquirió muy pronto autoridad espiritual y temporal, y llegó a ser reconocido como legislador y profeta. Cuando murió en el 632, Mahoma era el máximo dirigente de un Estado árabe que incrementaba su poder con una gran rapidez. Sus enseñanzas centrales eran la bondad, omnipotencia y unidad de Dios, y la necesidad de que la generosidad y la justicia rigieran las relaciones humanas.
El Islam tiene cinco requisitos fundamentales, llamados los Cinco Pilares del Islam: El testimonio de fe, la oración, dar limosna, ayunar y peregrinar a la Meca. Los musulmanes consideran que el Islam es una reafirmación de la misma verdad, la creencia en un solo Dios, que se reveló a cristianos y judíos. Esta fe se manifestó a todos los profestas de Dios, incluidos Moisés y Jesús (Musa e Isa, en árabe). Alá recibe diferentes nombres, los al-asma al-husna, es decir, los 99 nombres más bellos. Muchos nombres musulmanes como abd al-Rahman, "sirviente del Misericordioso", se derivan de ellos. El collar de las 99 cuentas, como el rosario católico, que los fieles usan para orar, es un recordatorio de los 99 nombres divinos.